ir arriba

viernes, noviembre 09, 2012

Iglesias de Formentera

Capilla de sa Tanca Vella

El número de edificios religiosos existentes en Formentera está acorde con el tamaño y evolución de la población estable de la pequeña isla. Tres son las parroquias que se distribuyen el territorio, Sant Francesc Xavier, El Pilar de la Mola y Sant Ferran de ses Roques.

No obstante, la construcción religiosa existente más antigua es la capilla de sa Tanca Vella, una sencilla construcción que se cree levantada hacia 1336, de planta rectangular y bóveda de cañón, con unas dimensiones aproximadas de 6,30 x 4,55 m. y que sirvió como lugar de culto a los primeros colonos desplazados tras la reconquista de las islas y su incorporación a la Corona de Aragón.

Capella de sa Tanca Vella - Formentera (Consell de Formentera)




El austero edificio conocido inicialmente como capella de Sant Valero no evolucionó, ya que a finales del siglo XIV y forzados por las continuas incursiones piratas, los habitantes de Formentera abandonan la isla, que no volverá a ser repoblada hasta entrado el siglo XVIII.

En los primeros años de la repoblación y a falta de otro lugar, los nuevos colonos procedentes de Ibiza, acondicionan la capilla  para su uso litúrgico, hasta que debido al aumento y desarrollo de la población formenterense se construye la nueva iglesia de Sant Francesc.

A partir de entonces, la pequeña y claustrofóbica construcción es abandonada como edificio religioso y pasa a manos privadas, utilizándose como almacén y corral hasta que en 1986 el Ayuntamiento adquiere la propiedad y se realizan trabajos de rehabilitación que permiten su recuperación, declarándola en 1993 como monumento de Bien de Interés Cultural.
_________________________________________________________________


Iglesia de Sant Francesc  Xavier

En 1724 los formentereses deciden construir un nuevo templo que junto con su función religiosa sirviese de protección defensiva en caso de ataques piratas. Tras la aprobación y bendición del arzobispo de Tarragona, D. Manuel de Samaniego y Jaca, la construcción se inicia en 1726 y se prolongará hasta 1738.

Iglesia de Sant Frances Xavier - Formentera (Consell de Formentera)
El edificio que servirá como modelo será el de la iglesia del hospital de la Vila de Ibiza, aunque con los muros mucho más gruesos, de hasta 2 metros de espesor, dado el  carácter de iglesia-fortaleza que debía de tener la construcción para defenderse de las incursiones berberiscas. 

La dirección de los trabajos y la consiguiente gestión de recaudar fondos se encargó inicialmente a Marc Tur "Damiá" quien perdió el cargo en 1730 al perder el apoyo de sus vecinos, pasando a encargarse de la terminación de las obras los obreros Bartomeu Escandell "Talaies" y Joan Colomar de Toni.

Grabado de Sant Francesc hacia 1867
 (Die Balearen, Archiduque Luis Salvador de Austria)
Como característica a destacar, la vivienda parroquial situada en la planta superior, lo que da idea de la finalidad protectora de la construcción y del ambiente de inseguridad y temor en que debía vivir la población.

En el verano de 1760 visita la isla, el obispo auxiliar de Zaragoza D. Juan Lario, enviado por el arzobispo de Tarragona a las islas Pitiusas que no habían sido visitadas por superior jerárquico desde 1726. Una de las cosas que le llamó la atención, en la visita a la iglesia de Sant Francesc, fue el encontrar a un lado del altar mayor un arca llena de armas de fuego que los formenterenses tomaban al menor asomo de  peligro.   

Puerta acorazada principal (Foto Gom)
Entre los escasos elementos reseñables están la pila bautismal de alabastro, sobre cuyo origen no existe una opinión unánime, y la puerta acorazada forrada de planchas metálicas y tachonada de puntas de hierro.

Altar mayor y retablo (Foto Gom)
El retablo del altar mayor, de estilo rococó, procede de la capilla del monasterio de Sant Cristòfol de Ibiza y fue trasladado a Formentera en 1997 tras ser restaurado. Tiene 4,20 m de alto por 3,10 m de ancho y la hornacina central está ocupada por una imagen del siglo XX del santo titular. En los cuerpos laterales están representados en pintura Sant Domènec en el izquierdo, y Sant Francesc d'Assís en el derecho, corona el retablo una pintura de la Mare de Deu dels Desamparats.

Foto de la iglesia - Año 2011 (Foto Gom)
En la fachada principal existe una pequeña abertura circular por donde los moradores debían arrojar proyectiles a los posibles asaltantes. En sus orígenes la construcción también constaba de troneras en la cubierta para piezas de artillería, piezas que se retiraron hacia 1830 y se destinaron a dos torres de defensa (Cap de Barbaria y es Pi des Catalá).

En el año 2004 se blanqueó  el revoco de la fachada principal que mantenía un sucio color gris-tierra, dando lugar a una polémica sobre su oportunidad y siendo objeto de opiniones opuestas entre los isleños, si bien no hay que olvidar que el desigual revestimiento de la fachada principal también debió ser un añadido a la construcción inicial, cuyo aspecto sería similar al que se observa actualmente en la fachada lateral derecha, con un acabado rústico e irregular y con los mampuestos de piedra caliza a la vista.

En 1996, la iglesia-fortaleza fue declarada Bien de Interés Cultural dentro de la tipología de conjunto histórico.


La iglesia antes del blanqueo de la fachada principal              
(Foto Diario de Ibiza)

_________________________________________________________________

Iglesia de la Mare de Déu del Pilar

Esta iglesia se sitúa en el altiplano de la Mola, que se corresponde con la parte más elevada de la isla de Formentera y cuyo punto culminante está 192 m elevado sobre el nivel de mar.

Los colonos que ocupaban estas tierras debían hacer una larga y penosa caminata hasta Sant Francesc para acudir a los servicios religiosos, por lo que en 1760 consiguieron convencer a la autoridad eclesiástica para disponer de un templo más cercano para el culto. El permiso para construir la nueva iglesia aún tardaría unos años y en 1771, en la visita que hace a Ibiza el arzobispo de Tarragona, Juan Lario y Lanús, los sufridos pobladores consiguen la ansiada autorización.

Fachada principal de la iglesia del Pilar de la Mola (Consell de Formentera)
Es de suponer que tras la larga espera, los preparativos para la construcción del templo comenzaron rápidamente y que cuando tomó posesión el primer obispo de Ibiza, monseñor Abad y Lasierra, el edificio estaba muy avanzado, siendo inaugurado por éste en 1794, si bien unos diez años antes ya había provisto de cura párroco a la feligresía de La Mola, con la misma dotación económica que el resto de parroquias de las islas. Ni que decir tiene que la advocación de la iglesia bajo el nombre de la Virgen del Pilar se debió al origen aragonés del obispo.

De las tres iglesias existentes en Formentera, la de la Mola es la que más se asemeja a las iglesias rurales de Ibiza.

Es de planta rectangular, de una nave cubierta con bóveda de medio punto, unas dimensiones de 13 x 5,5 x 6,5 m y consta de cinco capillas. La espadaña se encuentra a 155 m sobre el nivel del mar.

La cubierta aterrazada es accesible por medio de una escalera de piedra y es la única iglesia de la isla con porche, que en su caso son dos, el de la entrada principal y uno lateral.

Porche principal (Foto Gom)

El templo es muy sencillo y su interior muy austero, ya que todas las imágenes y objetos se perdieron en 1936 con la Guerra Civil.

Como curiosidad, en el interior existen varios exvotos de maquetas de barcos donados por los fieles como ofrenda de algún favor recibido o promesa cumplida.








_________________________________________________________________

Iglesia de Sant Ferran de ses Roques

 El 30 de mayo de 1889, festividad de San Fernando fue inaugurada la iglesia más moderna de Formentera y que sustituía al templo que en estado ruinoso y sin uso se ubicaba en la zona salinera.

Breve publicado en el semanario
 EL EBUSITANO el 21/05/1889 
La primera piedra del nuevo templo se había colocado en abril de 1883 y fue fruto de la decisión de los residentes en la zona que acordaron su construcción en 1882, tras una reunión con el vicario capitular Manuel Palau Aquenza.

El sitio elegido para construir el nuevo edificio fue en la zona conocida como "ses Roques", un lugar elevado donde se situaban varios molinos y que como su nombre indica ofrecía una base rocosa para los cimientos.

En la elección del lugar debió pesar la lamentable experiencia sufrida con la iglesia de la zona salinera, construida hacia 1780 y que cimentada en terreno arenoso había tenido que  abandonarse por su inhabitabilidad.


El nuevo edificio imita el estilo toscano y consta de una nave rectangular y cuatro capillas. Los muros maestros están inclinados, evitando así el uso de contrafuertes.

Fachada principal (Foto Gom)


Al igual que lo ocurrido con la iglesia del Pilar de la Mola, fue despojada de su contenido durante la Guerra Civil, por lo que en su interior no presenta elementos de especial interés.

A reseñar la imagen de la Virgen del Carmen, tallada en madera y donada por los Salesianos en 1996.

Espadaña (Consell de Formentera)
_________________________________________________________________

.
Un libro sobre el tema: "Las Iglesias de Ibiza" . Autor: Jorge Demerson.  
Dep. legal : M 39039-1974
Editorial: Amigos de Ibiza, Madrid  Año: 1974

Otras fuentes:

"Esglésies d'Eivissa i Formentera". Autores: Santiago Barberá, Marià Torres Torres, Luis Cervera
ISBN: 84-95565-37-4
Editorial Mediterrània Eivissa. 2003

"Set segles fa"
Dep. legal: I-168-1999
Consell Insular d'Eivissa i Formentera
 
"Plan de la nueva Catedral y Diócesi de Yviza". Manuel de Abbad y Lasierra.
Ejemplar manucristo.  1785
Biblioteca Nacional de España. 


Una web: Enciclopédia d'Eivissa i Formentera . Consell d'Eivissa.  www.eeif.es




No hay comentarios: